martes, 10 de enero de 2012

Falla del tren eléctrico aterrrorizó a Limeños, Susana Villarán lo denunció

El Tren del horror se hizo realidad en Lima por cable de alta tensión.
Cientos de pasajeros subíeron al tren eléctrico sonrientes pues los viajes desde Villa El Salvador hasta Grau, y viceversa, eran gratuitos. Pero ninguno imaginó lo que pasaría. A las 11:40 de la mañana uno de los 5 trenes habilitados, de más de 25 años de antigüedad, partió de la estación Grau, en La Victoria, a toda marcha hacia el sur. En un solo vagón se apreciaba a más de 150 viajeros; iba repleto.

Hubo hasta tres explosiones, los pasajeros quedaron atrapados

Una primera explosión rompió la tranquilidad dentro del vagón y se desató el pánico. Un grueso cable o línea aérea de alimentación que transmite potencia eléctrica a las locomotoras, denominada catenaria, se rompió y cayó sobre el lomo del tren, produciendo chispas, humareda y terror. La segunda explosión se escuchó cuando la locomotora paró en seco.

“Se reventó un cable y comenzaron a salir chispas, había humo por todos lados. El vagón se movía como una culebra, la gente gritaba, fue horrible”, manifestó aún asustado Christian Huarcaya (28), obrero textil de Gamarra.

Los viajeros se tiraban al piso, golpeaban las ventanas tratando de escapar. Las puertas corredizas no funcionaban. ¡Auxilio!, gritaban los pasajeros. Tras diez minutos de terror, tiempo en el que cientos quedaron atrapados en el tren, se abrieron las puertas corredizas. En su afán de salir, cuatro personas resultaron heridas y fueron conducidas al hospital Dos de Mayo.

Simultáneamente, a las 11:45 de la mañana un tren de cinco vagones partía de Villa El Salvador hacia La Victoria con 400 personas. En él viajaban niños, adultos, ancianos e incluso madres gestantes y una anciana en silla de ruedas. Veinte minutos después empezaron los primeros desperfectos. El tren se desplazaba lentamente a 20 km/h. “Nos comunicaron que el último paradero sería Nicolás Arriola y no Miguel Grau (La Victoria)”, manifestaron los viajeros.

A 100 metros de la estación La Cultura, en San Borja, una fuerte explosión en el quinto vagón detuvo la pesada unidad y comenzó a cundir el miedo.

"Unos gritaban, otros lloraban. Los botones de emergencia no funcionaban, pensamos lo peor", narró el pasajero Alexandro Flores.

"Calma, estamos solucionando un desperfecto técnico", repetía insistentemente una voz por el altavoz del tren. Los viajeros permanecieron 30 minutos atrapados en los vagones, que se transformaron en hornos por el tremendo calor que soportó nuestra ciudad.

SUSANA VILLARAN LO DENUNCIÓ EN SU MOMENTO

El año pasado la alcaldesa SUSANA VILLARAN, después de recorrer la ruta del Tren eléctrico con los alcaldes del Sur de Lima, denunció las imperfecciones del Tren, pero los medios de comunicación se burlaron de ella.

Villarán Dijo: "Es una trampa mortal, el tren está a muy poco espacio de los cables de alta tensión". Pero los diarios, con una campaña muy bien orquestada en su contra, no publicaron su denuncia.


Por su parte la alcaldesa de Villa María del Triunfo dijo que el tren pasa a ras del suelo..."Es una cosa insólita..Yo no voy a permitir eso... ni quiero pensar que los funcionarios crean que nosotros somos ciudadanos de segunda clase..."


0 Comments:

Publicar un comentario