lunes, 24 de octubre de 2011

Por "Pago a la tierra" encuentran a Ciro Castillo

El sábado 22 de octubre los topos de México encontraron un cadaver. Ayer se supo que el cadaver pertenece al universitario Ciro Castillo. Efectivamente, con humildad y las huellas de un gran desgaste físico, llegaron a Lima los “Topos de México”. Y ni bien asomaron por los pasillos del aeropuerto, los aplausos y gritos como: “¡Viva el Perú!… ¡Viva México!… ¡Gracias por hallar a Ciro!”, enmarcaron una merecida bienvenida.

Los rescatistas permanecerán un mes en Lima. “Nos gustaría darle el último adiós a Ciro”, dijeron, Y recen para que la fiscal siga haciendo un buen trabajo”, dijo sin poder contener el llanto Caroll Chaman, rescatista peruana que fue adoptada por México, pero que no olvida al compatriota solidario, cariñoso y espontáneo.

“Cumplimos nuestra misión y seguiremos rescatando vidas”, añadió un emocionado Ramón Flores, mexicano que compartió con Caroll la intensa búsqueda de Ciro Castillo-Rojo en el Colca durante los últimos cuatro meses.
“El hallazgo se hizo por un trabajo conjunto de rescatistas, brigadistas, personas de la zona como Eloy Cacya y por supuesto la fiscal (María del Rosario Lozada)”, indicó Chaman, que no dejaba de posar con hombres, mujeres, policías y hasta niños que querían una foto con “la topa” que ayudó a devolverle la tranquilidad a la familia Castillo-Rojo y al país entero.
Sus gastados trajes color naranja y las cajas de cartón repletas de sus ropas y pertenencias, que reemplazan momentáneamente a sus maletas robadas en Arequipa, quedan para la anécdota. “Ciro, el Colca y el pueblo peruano estarán siempre en nuestros corazones”, recalcó Caroll.

HICIERON RITUAL DEL "PAGO A LA TIERRA"
Era el último día de búsqueda, los rescatistas estaban alistando su equipaje para retirarse del lugar pues ya no había otro lugar donde buscar. En las últimas horas, según los destacados andinistas, la mamá de Ciro indicó rociar flores rojas en diversos lugares de la montaña, como parte de una ancestral ceremonia llamada "Pago a la tierra". Las personas hicieron lo indicado por la madre del joven. Luego de concluído el ritual, los rescatistas pudieron ver un cadaver.

¿QUÉ ES EL PAGO A LA TIERRA?
Este es un rito ancestral mediante el cual en modo de agradecimiento se hacen ofrendas a la madre tierra o Pacha Mama. La madre que acostumbramos evocar pariendo y cuidando la vida, tiene también una etapa en que recibe, llama hacia ella y espera".

En los Andes hacen una Ceremonia de Ofrenda a la Tierra PACHAMAMA. Algunos la llaman “pago”, reciprocidad con nuestra Madre la Tierra que nos da la vida. De esta manera, nuestros hermanos le dan fuerza a la Pacha Mama, para que siga generando la vida. Durante esta ceremonia de ofrenda, se reza por la salud de la persona o las personas que lo solicitan. Muchas veces, se reza para el trabajo, la prosperidad y protección de los participantes. Según la cosmovisión andina, todo a nuestro alrededor es vivo y consideramos que frecuentemente, se producen desequilibrios en nuestras vidas. Entonces, una forma que tenemos para armonizar y reequilibrarlos, es a través de esta Sagrada Ceremonia. Para ello, se reza con tres hojas de Coca sin ningún tipo de daño, que la Madre Tierra nos da y que son ofrecidas a los Apus (Grandes Espíritus de las Montañas). También, se usan elementos como dulces, lanas de colores, mirra, incienso, sebo y una gran variedad de alimentos y hierbas que se compran en el mercado y que la gente andina llama "alcanzo”.

Estas ofrendas son preparadas por personas iniciadas, como los Sacerdotes o Curanderos de los Andes. Es una sabiduría muy antigua que nuestros hermanos y hermanas de las comunidades más lejanas y reconocidas, como Q´eros, Ausangate y Wasao, han sabido custodiar y hoy, la comparten con nosotros. De acuerdo con la cosmovisión andina, se ofrendan elementos rituales a nuestros Abuelos; los Apus (Espíritus de las Montañas Sagradas considerados como nuestros Abuelos), a las Wak'as, a los Wamanis, Aukis, a las Q´ochas, a la Pacha Mama, al Dios Creador Pachakamaq y a todos los Seres Sagrados con quienes convivimos. Las ofrendas son diferentes y las mesas ceremoniales, preparadas según la necesidad de los interesados. La Pacha Mama recibe sus ritos en el domicilio de los creyentes, así como en las grandes apachetas o cumbres ubicadas en diferentes lugares cercanos a la Cordillera de los Andes.

LUEGO DE TERMINADO EL RITUAL....LA TIERRA DEVOLVIÓ EL CUERPO DE CIRO.


0 Comments:

Publicar un comentario